19 dic. 2016

Criticando "Touken Ranbu: Hanamaru"

Hoy os traigo la crítica de "Touken Ranbu: Hanamaru", anime de este año, de 12 episodios, basado en el popular juego online "Touken Ranbu".


La historia se desarrolla en el Japón de 2205. Un sector de la sociedad conocido como "revisionistas históricos" se dedican a viajar al pasado para cambiar los sucesos históricos más importantes. Los Saniwa, unos poderosos magos, dan vida a las espadas de los guerreros japoneses más relevantes para que protejan la historia y luchen contra los revisionistas. Entre misión y misión, se dedican a vivir una tranquila vida...


Cuando se hacen animes basados en videojuegos, la intención es atraer al espectador para que le guste tanto el universo presentado que se anime a jugar. Por ello, siempre presentan la historia desde cero y quitan muchos detalles para hacer la historia accesible. Pues bien, este anime no tiene nada de eso, a mi parecer. Está hecho puramente para los fans y jugadores. Ya desde el primer momento aparecen muchísimos personajes (algunos de ellos tendrán apariciones ínfimas, y tendrás suerte si te acuerdas del nombre de alguien más que de los dos protagonistas). Se que una cosa similar pasaba con el anime de Kancolle, pero personalmente me resultó la historia más accesible y los secundarios aparecían muchas más veces. Otra cosa que me ha pillado un poco desprevenida es la forma de tratar la historia. Pensé que habría bastantes más peleas y viajes al pasado, pero realmente es casi un slice of life, pues en cada episodio hacen cosas como concursos de disfraces, escribir deseos de Tanabata, cocinar, entrenar, ir a la playa o hacer fiestas. La verdad es que en ese aspecto me decepcionó un poco (aunque me he reído con las situaciones planteadas en algunos episodios). Probablemente a alguien que sí juegue le habrá gustado mucho el anime, pero yo no sabía muy bien que esperar. De cualquier forma, tengo bastantes ganas de ver la adaptación que prepara Ufotable, así que puede que mi percepción de la historia cambie mucho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario